Optimista incorregible

¿Quién es Aaron?

Si tuviese que definirme en pocas palabras, diría que soy una persona resiliente. He aprendido a adaptarme y crecerme ante las adversidades canalizando lo negativo en algo constructivo y positivo. Esta filosofía de vida se puede aplicar en la música, en el emprendimiento, en las relaciones sociales, etc.

La música es una parte importante de mí, pero no deja de ser un 2% que da color al resto. Antes pensaba que era lo que daba sentido a mi vida. Es un error.

Esta historia supone el final de una etapa vital que me ha marcado mucho, pero para poder avanzar al futuro sin arrastrar los grilletes del pasado, he querido plasmar estas vivencias con el fin de ayudar y acompañar a tanta gente que sigue viviendo situaciones parecidas o aún más duras. De esta manera, cierro un capítulo dándole sentido a todo el sufrimiento vivido.

Yo soy el que soy

Aaron LeeVerace

Cuando tenía quince años decidí que viviría hasta los 30 treinta. Ahora tengo diecisiete. Mi vida gira en torno a la música y a la iglesia: el violín y Dios. Del instituto al conservatorio, del conservatorio a los cultos, de los cultos a los ensayos y vuelta e empezar.

Lee el primer capítulo pulsando aquí
¿Dónde has podido verme?

Por qué LeeVerace

Mi nombre real es Aaron Lee, aunque Lee ¡hay muchos! Pero como Wladziu Valentino Liberace, más conocido por su apellido, Liberace, no hay igual, un ser único. Un showman y pianista estadounidense de ascendencia polaca e italiana, que tuvo una gran popularidad en los años 50.

En 1947, se promocionaba como «Liberace, el más sorprendente virtuoso del piano de hoy». Se trasladó a Hollywood, California. Actuaba en clubes locales, como: «Ciro» y «Mocambo», para estrellas de Hollywood. A pesar de tener éxito en el circuito de los clubes nocturnos y salas de baile, su ambición era llegar a un público más amplio como estrella del cine y la televisión. Fue así que Liberace comenzó a ampliar su acto y lo hizo más extravagante. Su acto a gran escala en Las Vegas se convirtió en su sello, ampliando su número de fans de manera espectacular.

La verdadera sexualidad de Liberace era un tema confuso aún más en la mente del público por su amistad y los vínculos románticos. Campañas de publicidad y artículos en revistas femeninas intentaron contrarrestar los rumores de homosexualidad. Pero hoy por hoy corren otros tiempos y aquí, nadie debe dudar ni generar confusión. YO SOY EL QUE SOY. Aaron LeeVerace

El arte es un poderoso instrumento de desarrollo personal y social. A través del arte podemos ofrecerle a niños y jóvenes la oportunidad de crecer, expresarse y potenciar sus capacidades. Concebimos la Fundación como un espacio seguro para jóvenes y niños que sufren situaciones de desamparo social y económico. Queremos ofrecer una comunidad unida que tienda la mano a los más desfavorecidos y que impulse su desarrollo personal. Estamos convencidos de que una sociedad que promueve el arte permanece unida y fuerte. Es esta unión la que nos permitirá tener un mayor impacto social. El cambio es ahora. Únete a nuestra comunidad.



Proyecto
Casa Sylvia Rivera

Yo soy el que soy no es solo una obra de teatro o un libro autobiográfico. Es mucho más. Quiero que sea mucho más. Creo que no debe quedarse en mero divertimento o en mi necesidad de cerrar una etapa, a modo de terapia, en la que plasmo una etapa de mi pasado.

Escríbeme

¡Hola! A lo mejor no te lo has planteado, pero… ¿y si me escribes?
Te animo a que lo hagas directamente a

aaron.lee@artequealimenta.org